martes, 31 de marzo de 2009

Poder decir adios es crecer...

Siempre me gusta musicalizar los momentos de mi vida... trato de encontrar "ese" tema que exprese en palabras y en música lo que estoy sintiendo, y Cerati no puede explicar mejor el momento por el que estoy pasando...
La letra es increíble, y parece que se hubiese metido en mi mente y en mi corazón para escribirla.
Poder decir ADIOS, de verdad que libera.
Que lo disfruten.
Besos.


video

Siempre que llovió...




Allá, a lo lejos, veo que las nubes se están disipando, y esta tormenta que amenazaba con ser eterna, está calmando su intensidad.


Esta vez hay algo diferente, algo que puede llegar a ser... alguien real, de carne y hueso, que me invita al cine y me compra pochoclos, que me escribe sólo para saber cómo estoy. Ahora atiendo el celular con expectativas, y por suerte no me decepciona.


No puedo garantizar que éste sea el comienzo de una realción, pero sí al menos, de algo más tangente, y por sobre todas las cosas, recíproco.


Estoy escribiendo esto con una sonrisa gigante, me siento en el inicio de algo, y eso está bueno, no?


Después de no dar pie con bola, de andar a los tumbos y de hundirme cada vez mas en mis propios pensamientos y mis ganas no correspondidas, al fin está parando de llover. Las nubes ya no son de ese gris plomo que parece que se te vienen encima, el cielo se está aclarando de a poco.


No se lo que va a pasar, pero al menos tengo ganas de averiguarlo...

martes, 17 de marzo de 2009

Por lo menos, así lo veo yo...

Como este blog es para mostrar lo que soy, éste es uno de mis mayores gustos: ver series, por lo que hice una sección en la cual voy a comentar cada serie que vea, así, porque se me canta, y porque este blog es mío y si quiero lo rompo.
Por ahora, subí los post de las tres series que me tienen mas en vilo por estos momentos... Estos comentarios o críticas, son tomados desde mi humilde punto de vista: una pobre mortal, adicta a las series y con la caradurez suficiente como para opinar.
No espero que estén de acuerdo con mi apreciación, sólo espero que si no las vieron, cuando lean estas ideas sueltas que publiqué, les den ganas de hacerlo, porque de verdad están muy buenas!!!
Busquen las papas fritas, la Coca Zero, los cigarrillos y cenicero a mano (para los que fuman) y asienten el culo en el sillón, no se van a querer levantar mas... yo, Carlos Sacán, lo garantizo... jeje...
Besos.

Héroes: a río revuelto, pérdida de audiencia?


Quién haya visto la primera temporada de Héroes nunca imagino el despelote que se iba a venir. Fue pretenciosa pero con fundamento. Tuvo el efecto sorpresa bien cubierto y era lo que, creo, esperábamos ver. Seres humanos comunes y corrientes que de buenas a primeras les aparecían poderes que no sabían manejar, y por supuesto, tampoco sabían de dónde provenían. Muy bien lograda, una realización casi impecable. Todo encastraba de manera cuasi perfecta.
La segunda temporada fue un salto más cercano a la locura. Los personajes se retorcían cada vez más, y ya no se le podía seguir muy bien la trama. Aquí, los superpoderosos ahora pueden controlar lo que pasa con ellos, y así manipulan el pasado en pos de la salvación del mundo, aunque no se sabe todavía muy bien de qué hay que salvarlo.
Ya la tercera temporada cae en el más absoluto delirio, Sylar, el villano absoluto se hace padre de familia y hasta le puso Noah a su hijo, como el padre de Claire. El incorruptible Peter es perseguido por terrorista y fundamentalista, y lo quieren matar todos sus pares. Hasta el fiel compañero de Hiro, Ando, un ser despojado absolutamente de toda maldad, se vuelve sospechoso.
Ya no se distinguen los bandos, no se sabe quienes están a favor de la humanidad y quienes serán los que atentarán contra ella. Se mezclan tantos viajes al futuro con un presente cada vez más incomprensible. Cuesta mucho seguirle la trama. Igual, falta mucho todavía. Esperemos que tenga uno de esos cierres magistrales, donde cada cosa toma su lugar. Pasa que hay tanto dando vueltas, que va a ser difícil encausar tanta locura.

Damages, siempre queremos más


Cuál es el punto límite de la traición? Estás seguro del lado que estás jugando? Y cuán seguro estás de que los que juegan con vos pateen para el mismo lado? A dónde llega tu confianza? Cuántos códigos podés romper para llegar a tu objetivo?
Estas preguntas surgen en cada capítulo de esta fabulosa serie, en donde nadie es lo que parece, todos carecen de escrúpulos y siempre, pero siempre tienen ese maldito As en la manga que cada uno de nosotros espera tener algún día.
Diálogos brillantes y una trama atrapante es la red que envuelve este entuerto de “dimes y diretes”, pruebas y contrapruebas y traiciones y lealtades que es Damages.
Con una Glenn Close (PattyHewes) que derrite la pantalla y provoca que todos caigamos rendidos a sus pies, aunque sintamos por ella el odio más encarnizado.
El resúmen de esta serie no parece tan entretenido como verla. Glenn Close personifica a una súper abogada, obsesionada por su trabajo, mediática y competitiva, que llega adonde el estado no puede hacerlo. Siempre lucha por buenas causas, aunque sus métodos rocen la ilegalidad y hagan dudar de su ética. Con quién luche, y el porqué, quedan absolutamente en segundo plano. Lo que importa es cómo llega a, no importa dónde sea ese lugar.
Rose Byrne (Ellen Parsons) le hace una muy buena segunda a Glenn, interpretando a una abogada recién recibida, a la que Patty Hewes intenta devorarse sin éxito desde la primera temporada.
Y les presento a: flashbacks y flashforwards, que son los mejores actores de reparto que pudiese tener esta trama para hacerla aún más adictiva, sobre todo los segundos, que nos dejan ver solo un poquito de lo que va a pasar, pero en vez de sacarnos la espina, siempre nos dejan una más grande que la anterior.
Cuando pensamos que la primera temporada sería inmejorable, apareció la segunda, que cual aplanadora, destruyó nuestra teoría, dándonos un buen revolcón, y nos dio cátedra nuevamente de lo que un buen guión y unas excelentes actuaciones pueden hacer: tenernos a todos babeando por más!
Usando los mismos recursos que en la primer temporada, pero sin abusar, en esta nueva entrega, el efecto es el mismo… narcotizante, divino…

Será cierto que el destino te llama?


Las 5 preguntas básicas del periodista son: Qué? Quién?, Cómo?, Cuándo?, Dónde?
Estos interrogantes, en situación normal, deberían poder responderse sin dificultad alguna.
Pero qué pasa si estos cuestionamientos se hacen sobre una isla que se mueve en el tiempo y/o en el espacio? Qué pasa con sus habitantes?
Cuando se refiere a Lost, nunca nada es fácil de responder… ni se sabe bien qué tipo de pregunta se tiene que hacer.
En realidad, de una pregunta que se haga, se desprenden cómo mínimo 5 interrogantes más.
Empecé viendo la 5º temporada orando para que al menos fuera igual que la 4º, y no sólo que no me decepcionó, sino que superó mis expectativas.
Fueron dos capítulos seguidos durante los cuales no quise ni respirar demasiado por miedo a perderme algo, y así y todo, hubo cosas que no llegué a comprender mucho, pero eso es como para no perder eso a lo que esta serie nos tiene acostumbrados.
Para resumir un poco, todo se trata sobre si los Oceanic’s Six vuelven a la isla o no, y los acontecimientos desarrollados en ella una vez que la abandonaron, dejando a sus compañeros allí.
El tiempo y el espacio son los dos protagonistas de estos capítulos.
A ver si me sale explicar el argumento y los principales hechos de estos episodios:
Ben lo busca a Jack, cuándo éste fue al velorio de John, que en realidad acá aparece como Benjamin Bentham y no se sabe cómo murió. El mayor manipulador de la pantalla chica, Ben, va a convencerlo a Jack de volver a la isla con todos los demás, y en realidad éste ya está convencido de querer retornar, ya se lo había planteado a Kate. El argumento que utiliza Ben es que los que quedaron en la isla están en peligro y para salvarlos, tienen que volver todos.
Por otro lado, Sayid va a la institución donde está encerrado Hurley a rescatarlo de alguien que lo está vigilando. Lo saca de allí, los termina persiguiendo la policía y Hurley es acusado de matar a tres hombres.
Kate es intimada por dos abogados para que se haga un análisis de ADN junto a Aaron para determinar su maternidad, por lo que huye despavorida.
Sun quiere viajar a Los Angeles a perseguir a Ben para vengarse por la muerte de su marido, y en el aeropuerto es demorada por Charles Widmore con el que mantiene una conversación. Termina viajando a LA y se reúne con Kate.
En otra parte del mundo, la isla se mueve como loca de acá para allá. El movimiento no tiene que ver con el espacio, sino que retrocede y avanza en el tiempo. Así, gente que había muerto o cosas que ya habían pasado en la isla, reaparecen o se deshacen. Todo muy loco!
Como verán, amigos, esta nueva temporada nos deja más preguntas todavía. Nada cierra aún. No sabemos por qué los que se fueron tienen que volver para salvar al resto, ni sabemos exactamente qué es lo que pasa en esa porción de tierra flotante.
De lo que tengo la certeza, es que esta temporada arrancó con todo, y me adelanto a decir que se vienen tiempos de adrenalina e intrigas IMPERDIBLES!!!